27
Sep 18

residencia-andoin-v-soledad

 

Según los últimos datos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) casi dos millones de mayores viven solos, de los que 368.400 son mayores de 85 años. En la Residencia Rodríguez de Andoin V recibimos estos datos con preocupación y por tanto creemos importante dedicar una vez más un artículo a un tema acuciante y que merece más visibilidad de la que recibe: la soledad de las personas mayores.

Año tras año llegan a nuestro conocimiento casos de personas mayores que han fallecido en soledad, desatendidas de forma palpable por familiares, amigos o servicios sociales. La falta de solidaridad y compasión de la sociedad acelerada en la que vivimos resulta en muchos casos desalentadora. Pero este no es motivo para caer en el pesimismo, porque está en manos de todos construir una sociedad más justa e integradora para los ancianos.

El vínculo entre abuelos y nietos ayuda a paliar el aislamiento

Como sabemos, el pilar familiar es fundamental para paliar los primeros síntomas de la soledad. Según la Vicepresidenta de Gerontología de la SEGG, la Dra. Sacramento Pinazo Hernandis, el vínculo entre abuelos y nietos puede ayudar a vencer estas situaciones de aislamiento. "Ejercer el rol de abuelo es una forma de sentirse socialmente integrados, incrementando el bienestar, el sentimiento de utilidad, disminuyendo el sentimiento de soledad sobre todo en momentos de pérdidas", afirma la doctora.

Otro de los pasos clave que podemos dar cada uno de nosotros es empezar por romper con los estereotipos asociados con las personas mayores que no hacen más que perpetuar falsedades e incentivar el edadismo y el aislamiento social. Según un estudio de la Cátedra IsFamily Santander los ancianos que viven solos son más pesimistas y tienen menos autonomía. El estudio se basa en una encuesta realizada a más de 600 personas, de entre 64 y 75 años, y se trata de la única encuesta realizada en España sobre el tema de la solidaridad intergeneracional en la familia. El informe destaca que los mayores que viven solos tienen peor estado de salud, están menos activos, son más pesimistas y muestran más insatisfacción vital.

Medidas para combatir la soledad y llevar un estilo de vida activo

Para paliar esta clase de problemas la SEGG anima a las familias a adoptar una serie de medidas recogidas en su Manual de Recomendaciones para la Promoción de la autonomía personal  y Prevención de la dependencia. Estas recomendaciones están pensadas para ser aplicadas de forma continua durante todo el año, no cómo respuesta a un problema concreto, puesto que es en la prevención y en la integración donde más avances pueden hacerse.

 

  • Caminar diariamente 30 minutos
  • Gimnasia de mantenimiento (tabla de ejercicio físico)
  • Practicar deportes no competitivos (petanca, natación, baile, etc.)
  • Centro de conferencias para mayores
  • Animación a la lectura
  • Taller de estimulación de memoria y lenguaje
  • Utilización de nuevas tecnologías: móviles, cámaras digitales, iPad... etc.

 

Fuente: geriatricarea.com