18
Sep 19

rodriguez-andoin-v-noticias-mantas

 

La última tendencia en cuanto al descanso son las mantas pesadas que prometen combatir tanto el estrés como la ansiedad y el insomnio.

Con el paso de los años a las personas mayores les cuesta más conciliar el sueño y no desvelarse durante el descanso, por eso esta nueva tendencia puede ser una buena solución para reducir el numero de fármacos asociados al descanso.

Sin embargo, no todas las mantas sirven para este propósito, ya que deben tener un peso de entra 2 y 12 kilogramos, dependiendo de la persona.

Estas mantas que se comercializan en la actualidad son unas fundas rellenas de bolitas de un tipo plástico que le aporta un peso considerable sin que por ello queden apelmazadas.

Con el auge de esta tendencia han surgido desde 2018 más de 20 empresas que comercializan este tipo de mantas, con un amplia gama que va desde la elección del peso, de 2 a 12kg, modelos de verano e incluso resistentes al agua para aquellas personas que sudan mucho por las noches.

Investigaciones sobre las mantas y el descanso

Aunque esta tendencia cada vez arrastra a más gente, no hay estudios independientes sobre este tema, y las investigaciones que existen han sido creadas o encargadas por las empresas comercializadoras de estos productos por lo que se puede poner en tela de juicio su imparcialidad y validez.

Uno de estos estudios realizado a 32 participantes adultos, concluyó que el 63% admitió tener menos ansiedad y el 78% prefirió la manta pesada como una forma de calmarse.

En otra investigación realizada con un grupo de 67 niños con autismo no obtuvo resultados concluyentes en cuando a mejoras en rapidez para conciliar el sueño, ni en dormir durante más tiempo, ni en la disminución de la frecuencia en la que se desvelan. Sin embargo, tanto los padres como los niños prefirieron este tipo de mantas por comodidad.

En general, los estudios realizados por empresas externas concluyen que el 72% de los participantes prefieren este tipo de mantas para obtener un sueño más relajado y reparador.

Conclusiones y consejos sobre las mantas pesadas

A pesar de que no existen estudios independientes con resultados concluyentes, la mayoría de los usuarios de este tipo de mantas admiten haber tenido efectos positivos en la calidad del sueño e incluso no haberse movido absolutamente nada durante la noche. Aunque esto puede un efecto placebo debido a la autosugestión.

Las mantas pesadas se recomiendan que tengan un peso máximo del 10% del peso del peso del usuario.

Desde Residencia Rodríguez de Andoin V animamos a las personas probar este tipo de técnicas que pueden reducir el número de fármacos que toman nuestros mayores. Sin embargo tampoco es necesario realizar una gran inversión el compra de estas mantas que ahora mismo están de moda y que pueden llegar a tener un precio abusivo. Las tradicionales mantas de lana también tenían un peso considerable que puede ayudar al descanso y además están hechas con tejidos naturales.