07
Ago 19

rodriguez-andoin-v-noticias-10-anternativas-1

 

El verano es la época preferida del año para realizar viajes, sobre todo entre las personas mayores. Sin embargo en muchas ocasiones esto no es posible debido a diversas causas, como falta de recursos económicos, problemas de salud u otras cuestiones personales.

No poder viajar no significa, ni mucho menos, no poder disfrutar del verano. Para darte unas cuantas ideas te proponemos estas actividades alternativas.

10 actividades para el verano

1.- Visitar museos

Muchas veces conocemos menos del entorno en el que vivimos que los lugares a los vamos de visita. En tu ciudad o alrededores seguramente tengas varios museos que no has visitado o salas de exposiciones con nuevos contenidos. Esta actividad es, además, un ejercicio saludable tanto físicamente, por los paseos en los desplazamientos, como mentalmente al adquirir nuevos conocimientos y experiencias.

Seguramente en el Museo Guggenheim de Bilbao encontrarás alguna exposión que no hayas visto o si no en Barakaldo tienes el museo Aguinaga sobre vehículos históricos de Mercedes-Benz o el Museo Torre Salazar en Portugalete. Con una rápida Google podrás encontrar un museo o exposición de tu interés.

2.- Disfruta de la comida.

Esta es una época en la que abundan las fiestas en las que se suelen organizar comidas populares, como paelladas, asados, barbacoas. Siempre teniendo en cuenta no abusar y seguir las recomendaciones del médico.

Otra opción más económica que viajar es disfrutar de la oferta de restaurantes cercamos. Para seleccionar es restaurante puedes seguir los consejos de amigos y familiares o seguir las opiniones de webs como tripadvisor.

3.- Disfruta de la playa o piscina.

En zona privilegiadas como en la que nos encontramos es fácil ir a la playa con sólo coger un autobús o metro.

rodriguez-andoin-v-noticias-10-anternativas-3

Esta es una actividad muy saludable, por los paseos por la arena que mejoran la circulación, los baños refrescantes o tomar el sol con precaución, que nos aporta vitamina D, siempre teniendo en cuenta evitar los golpes de calor, la deshidratación y las quemaduras solares.

rodriguez-andoin-v-noticias-10-anternativas-2

Si no tienes la posibilidad de escaparte a la playa también puedes disfrutar de un día estupendo en las piscinas públicas de tu localidad.

4.- Colabora con organizaciones.

Cerca de ti seguro que tienes alguna organización sin ánimo de lucro, una iglesia o un colegio en el que están buscando voluntarios para realizar trabajos.

Puede ser una gran ocasión para mantenerte activo, socializar y conocer a gente nueva e ilusionarte con nuevos proyectos mientras ayudas a los demás.

5.- Crea un álbum de recuerdos.

Esta es una actividad que se recomienda a personas que están superando un duelo, aunque también en excelente ejercicio para estimular la memoria, ya que mientras realizas recortes, pegas, doblas, pintas y todas las manualidades asociadas que quieras incluir, estás ejercitando la motricidad fina.

6.- Planta tu propia comida.

Si tienes la posibilidad de acceder a un huerto de algún familiar o amigo es una gran ocasión para ayudar a mantenerlo, a plantar, a recoger, … Es una actividad física moderada que te vendrá muy bien y una oportunidad para estrechar lazos y socializar.

Si no tienes acceso a un huerto hay muchas localidades que cuentan con huertos urbanos para sus ciudadanos, en los que hay que apuntarse para que asignen uno.

7.- Ponte manos a la obra.

Realizar manualidades es otra alternativa muy aconsejable, no supone un gran desembolso económico y por su enorme variedad seguro que puedes encontrar un tipo de manualidad que se adapte a tus gustos, intereses y posibilidades.

Tejer, costura, alfarería, carpintería, talla, son un pequeño ejemplo de la diversidad de actividades que puedes hacer y en cualquiera de ellas estarás ejercitando la mente, al trabajar la concentración, la paciencia y la memoria.

8.- Sal a la calle con un libro.

La lectura es uno de los mejores prácticas que puedes hacer para mantener tu mente en forma y que deberías hacer durante todo el año.

Con las agradables temperaturas y la luz óptima de esta época del año, tienes una oportunidad estupenda para salir a leer a un parque o visitar alguna de las bibliotecas públicas al aire libre que abren sus puertas en verano.

9.- Bailar al aire libre.

Desde las fiestas de los pueblos a las pérgolas de las ciudades esta es la temporada de la música al aire libre.

En casi todas las localidades podrás disfrutar de orquestas con las que bailar bajo las estrellas.

10.- Reta a tus amigos.

La petanca, los bolos, el dominó, el ajedrez… son algunos de los deportes más practicados por las personas mayores en esta estación del año.

Estas sólo son unas pocas de las muchísimas posibilidades que te ofrece el verano, siempre teniendo en cuenta las limitaciones físicas de cada persona, las recomendaciones de tu médico y los intereses de la persona en particular.

¡Llega la hora de disfrutar del buen tiempo! Y recuerda hidratarte a menudo aunque no tengas sensación de sed para evitar los golpes de calor y la deshidratación.