24
Jul 19

rodriguez-andoin-v-noticias-beneficios-viajar

 

Con la jubilación se abre una nueva etapa en la vida en la que se empieza a disponer de un tiempo libre con el que antes no se contaba, además las personas que llegan a esta etapa de la vida suelen estar libres de otras obligaciones como el cuidado de los hijos. Es por estas razones por las que un gran número de jubilados optan por viajar como una de sus actividades prioritarias y así disfrutar de las ventajas que esta actividad les ofrece.

Entre los destinos preferidos por las personas mayores se encuentran:

Los Viajes de IMSERSO. Son una de las opciones más demandadas por la tercera edad ya que son viajes pensados especialmente para este colectivo y tienen unos precios muy reducidos, además de una gran variedad de destinos.

Los cruceros. Son los destinos favoritos para los entusiastas de la paz y el mar, en estos viajes tienen todas las actividades organizadas e incluyen todos los servicios a bordo que el pasajero puede necesitar.

Los balnearios. Estos son el destino preferido para las personas que buscan mejorar la circulación sanguínea y disfrutar de un ambiente relajado.

¿Por qué es bueno viajar? Al viajar se cultiva tanto la mente como el cuerpo. Realizar grandes paseos, ya sea caminando por la playa, conociendo una localidad o visitando un museo… suponen una actividad física muy recomendable. El simple hecho de organizar el viaje genera ilusión, tesón para vencer las dificultades, genera nuevos recuerdos y se aprenden cosas nuevas.

5 beneficios de viajar en las personas mayores

1. Ayuda a mejorar las habilidades sociales. Dado que es una actividad que suele y debe realizarse en grupo o en pareja, con esta actividad se establecen nuevas amistades y se fortalecen las ya existentes.

2. Potencia la atención. Salir de tu entorno y rutina habitual por medio de los viajes, obliga a estar pendiente de buscar referencias geográfícas para no perderse, estar atento a horarios de transporte o mantener la concentración en la explicación de una guía. Estas actividades ayudan a ejercitar la mente, mantener la concentración y mejorar la salud mental.

3. Mejora la salud física. Los largos paseos para conocer nuevos sitios supone una actividad física muy recomendable para las personas mayores, siempre en relación a las capacidades de cada persona, ya que ayuda a mejorar el sistema cardiovascular.

4. Ayuda a mantener una actitud positiva y mejora el carácter. Las expectativas de conocer cosas nuevas y vivir nuevas experiencias mejora el estado de ánimo y la autoestima de las personas mayores, crea ilusión y obliga a ser independientes.

5. Ayuda a abrir la mente. Al viajar entramos en contacto con otros entornos físicos, y con otras culturas, llegando a empatizar con la gente se consigue abrir la mente: nuevas posibilidades que antes se desconocían o se rechazaban anteriormente.

¿Preparado/a para tu próximo viaje?