11
Sep 19

rodriguez-andoin-v-noticias-anuncios-mayores

 

A pesar del envejecimiento de la población y de que el colectivo de personas mayores de 50 años es ya del 40% del total de la ciudadanía, esta relación aun no se ve reflejada en la publicidad emitida por los medios.

Así lo muestra un estudio realizado por agencia de publicidad Sra. Rushmore en el que se analizan 250 anuncios emitidos durante un año entre de 2017 y 2018.

De este modo llegaron a la conclusión que tan sólo el 11% los anuncios estaba dirigido a un público mayor de 50 años, a pesar de representar un 40% de la población.

Esta diferencia es aún mayor en el sector de la población de mayores de 65 años ya que solamente el 3% de los anuncios van dirigidos a ellos y la cifra es casi insignificante en el caso de los mayores de 75 años, dirigiendo a estos únicamente un 1% de la publicidad.

Aunque la imagen de los mayores ante la sociedad está cambiando positivamente, la imagen que proyectan estos anuncios sobre las personas mayores no es muy positiva, ya que en ellos predominan los tópicos sobre la tercera edad tales como la inactividad, la fragilidad, el sedentarismo, etc.

En el pequeño porcentaje de anuncios dirigido a los mayores, éstos aparecen saludables y felices, pero lo que no es habitual es que salgan relacionados con las nuevas tecnologías, los viajes o el deporte.

La publicidad para mayores por sectores

Los sectores con mayor número de anuncios dirigidos a mayores de 50 años son los de seguros y finanzas con un 35%, las empresas de apuestas con 18% y automoción con un 14%.

Por el contrario, los sectores en los que hay menor representación de personas mayores en su publicidad son los anuncios de moda con un 7%, belleza e higiene con un 4% y los de limpieza con un

El futuro de la publicidad para mayores

Aunque las personas mayores de 50 años representa cada vez un porcentaje mayor de la población, las agencias de publicidad no han sabido explotar este nicho de mercado creciente.

También hay que tener en cuenta que representa un sector de la población con un poder adquisitivo más alto que el de otros grupos de edades y las agencias de publicidad se han percatado de ello por lo que cada vez el número de anuncios dirigidos a personas mayores irá aumentando.